Durante 7 años, el actor de Game of Thrones y Aquaman se vio obligado a usar barba; ahora, sorprendió a todos con un nuevo look,

Cambia, todo cambia. Jason Momoa alcanzó la fama mundial interpretando al líder dothraki Khal Drogo en Game of Thrones y a Aquaman en la nueva saga de películas de superhéroes de DC.

Ahora, el actor acaba de tomar la dramática decisión de separarse de una de sus marcas físicas más características, una que se había convertido casi en una firma de todas sus interpretaciones: la frondosa barba que, por cuestiones laborales, lleva desde hace 7 años.

El cambio de look no responde a un nuevo papel, sino a la promoción de una nueva línea de envases reciclables de aluminios para bebidas y aerosoles.

«¡Adiós Drogo, Aquaman, Declan, Baba! Me estoy afeitando esta bestia, es hora de hacer un cambio. Un cambio para mejor… Para mis hijos, para sus hijos, para el mundo. Hagamos un cambio positivo para la salud de nuestro planeta. Vamos a limpiar nuestros océanos y nuestra Tierra. Únete a mí en este viaje. Hagamos un cambio al aluminio infinitamente reciclable. Agua en latas, no en plástico», escribió en su cuenta de Instagram, junto al video en el que puede verse el proceso de su cambio.

En las redes, los seguidores de Momoa se mostraron a favor de la nueva apariencia del actor. Habrá que ver cómo reaccionan sus compañeros en La Liga de la Justicia.