Argentina logra recuperar confianza ante un sparring escogido con pinza por la AFA

Con tres dianas y una asistencia de Lionel Messi y el aliento de millares de hinchas, Argentina goleó este martes por 4-0 a Haití en amistoso de fogueo para el Mundial de Rusia-2018, al que parece llegar en forma.

En el estadio de La Bombonera, unos 50,000 aficionados le dieron una cálida despedida al equipo y corearon a voz en cuello el nombre de Messi, después de que el astro marcara a los 17 de penal, a los 58 con un toque suave tras rebote, y a los 66 con tiro rasante a quemarropa.

Recuperado de su lesi√≥n, entr√≥ en la segunda etapa Sergio ‘Kun’ Ag√ľero y anot√≥ a los 68, tras pase genial de Messi, quien alcanz√≥ 64 goles con la albiceleste y figura como el mayor ca√Īonero de la historia de la Selecci√≥n. El volante Javier Mascherano, por su parte, lleg√≥ al r√©cord hist√≥rico de 143 partidos con la camiseta de Argentina.

El √ļltimo amistoso antes del Mundial lo jugar√° la albiceleste frente a Israel, el 9 de junio, en Jerusal√©n. El debut en la Copa del Mundo ser√° contra a Islandia, el 16 de junio en Mosc√ļ, por el Grupo D. Luego jugar√° contra Croacia y Nigeria.

Ensayo con Lo Celso y Lanzini

El selecionador local, Jorge Sampaoli, ensay√≥ por primera vez las ideas de f√ļtbol ofensivo que intenta implantar y liber√≥ a Giovanni Lo Celso y Manuel Lanzini como administradores de juego. Fueron cerebrales por momentos y, en otros, r√°pidos habilitadores en profundidad.

Otra variante ‘sampaolista’ fue la proyecci√≥n sin tregua por las bandas de Eduardo ‘Toto’ Salvio y Nicol√°s Tagliafico. La orden era llegar al fondo y meter la pelota en el coraz√≥n del √°rea, donde duele a las defensas. Los haitianos esperaban con un ultradefensivo esquema de dos l√≠neas de cinco.

Pero la principal manufactura de desequilibrio fue otra vez Messi, cuyos pases eran medio gol. Los arietes, √Āngel Di Mar√≠a y Gonzalo Higua√≠n, chocaron con el arquero, Johny Placide, cuando remataron desviado. Wilfredo Caballero estren√≥ titularidad en el arco argentino, pero casi como espectador dentro de la cancha. La dupla central de Nicol√°s Otamendi y Federico Fazio (luego Marcos Rojo) pas√≥ una noche tranquila frente al aislado delantero, Duckens Nazon.