Quedarse en casa ante esa amenaza a la salud es el consejo recurrente entre los que ganaron esa Copa del Mundo para el pueblo argentino en la final ante Alemania.

Se unieron a tope para jugar el Mundial de México 1986 y país ganarlo, tras dejar en el camino en Inglaterra y Alemania, dos potencias del balompié terráqueo. Ahora, los jugadores de ese grupo de selección argentina se une  de nuevo a través de la palabra, del discurso para hacer recomendaciones a escala mundial en cuanto a la importancia de quedarse en casa ante la pandemia del Coronavirus.

El legendario portero, Nery Pumpido, ese que tuvo actuaciones extraordinarias ante belgas, italianos, coreanos, búlgaros, ingleses, alemanes y uruguayos en el 86, uso el verbo clave para este momento en el un video que grabó amablemente para este medio, desde Argentina.

Luego, otra pieza clave de ese equipo gaucho fue Julio «Vasco» Olarticoechea, quien en 2008 estuvo en El Salador como timonel de la selección sub-17 argentina para jugar un amistoso con su par cusatleca, en el Cuscatlán,  sugirió atender todas las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

«Realmente estamos bastante angustiados por esta situación. Entonces, hay que quedarse en casa el máximo tiempo que podamos. Hay un montón de cosas que tenemos por hacer en casa. Tratemos de estar en familia y esperemos que este flagelo pase», dijo Olarticoechea desde tierras gauchas.