El tailandés Srisaket Sor Rungvisai noqueó en el cuarto asalto al nicaragüense Román “Chocolatito” González, para así retener la corona de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de paso destrozar las esperanzas de los aficionados nicaragüenses de volver a tener en la cima del boxeo al tetracampeón.

La noche de este sábado en Carson, California, González sufrió el primer nocaut de su carrera, un duro golpe para su paso —hasta antes de ese momento triunfal— en el pugilismo rentado y que pone en el camino de lo incierto su futuro.

Rungvisai se mostró agresivo desde el inicio de la pelea y aprovechó el desconcierto del nicaragüense para tomar el control total del combate.

El tailandés se mostró como el campeón que es, agresivo, dueño del cuadrilátero, sin temor; mientras González parecía abrumado y con dificultades para descifrar a su rival.

Tras ganar los primeros dos asaltos y un tercero muy parejo, Rungvisai mandó a la lona a González con un volado de derecha en cuarto. La sospecha de un futuro oscuro se asentó entre el equipo de González, en el mismo “Chocolatito” y seguramente en los aficionados.

González se levantó en malas condiciones y Rungvisai rápidamente continuó el ataque, hasta volver asestar otro derechazo que tiró al pinolero e inmediatamente el réferi decretó el nocaut de forma acertada, al ver el mal estado de “Chocolatito”.

Fue tan fuerte el golpe final de Rungvisai, que González tuvo que ser enviado al hospital en cuanto terminó el combate, para un chequeo médico en el que se pueda descartar una lesión de consideración.

Sin dudas

Después de una primera pelea en la que los expertos internacionales vieron vencedor a “Chocolatito”, los jueces dieron el triunfo oficial al tailandés, lo que llevó a la revancha inmediata.
Rungvisai hizo su trabajo y borró toda duda de su superioridad sobre el nicaragüense, para además ahora meterse en los primeros planos del boxeo mundial.

Rungvisai dejó su récord en 44 victorias, cuatro derrotas y un empate, con cuarenta nocauts; mientras que el nicaragüense desmejoró a 46-2 y 38 KO’s.

El periodista Bernardo Osuna de ESPN tuiteó que el “Chocolatito” sería revisado por precaución en un hospital, tras el nocaut.

¿Y ahora?

La derrota por nocaut de Román “Chocolatito” González es un duro golpe para el tetracampeón nicaragüense, aunque no precisamente el fin de su carrera en el boxeo profesional.

Es bastante difícil vaticinar el siguiente paso de González, más a tan poco tiempo de la derrota.
Pero las posibilidades están en el ambiente. Buscar la corona de las 115 libras en otro organismo o incluso volver a las 112, podrían ser opciones para el “Chocolatito”. Lo cierto es que esta pelea será un punto y aparte en su carrera.