Costa Rica hará ordenamiento de pesca de atún para aprovechamiento y sostenibilidad

Costa Rica hará ordenamiento de pesca de atún para aprovechamiento y sostenibilidad

Reforma modelo para garantizar conservación del recurso marítimo.
Incorpora criterios científicos. Modifica asignación de licencias para que se basen en decisiones técnicas y garantice condiciones a la actividad.
Licencias se relacionarán más con el precio del producto en el mercado internacional.
Se asegurará disponibilidad de materia prima para la industria nacional.
Pescadores nacionales tendrán mayor oportunidad de mejorar sus capturas de atún en aguas costarricenses.
Con el fin de mejorar el aprovechamiento de uno de los mayores recursos de Costa Rica y garantizar su sostenibilidad a largo plazo, el Poder Ejecutivo emitirá un Decreto Ejecutivo en el que se reformula el modelo para regular esta actividad en el país.

El Océano Pacífico Oriental tiene condiciones que favorecen la presencia de grandes poblaciones de atunes en sus especies comerciales más importantes, el atún aleta amarilla, barrilete y patudo. Esta enorme riqueza marina tiene un potencial de captura en aguas costarricenses de 25 mil toneladas métricas por año a un valor aproximado de $2 mil cada tonelada, según el mercado internacional.

“El nuevo modelo permitirá limitar las capturas de atún que se realicen en aguas costarricenses, al vincular el otorgamiento de las licencias a la cantidad de atún que puede ser pescado para garantizar su sostenibilidad. De esta manera, el otorgamiento de las licencias para pesca se basará en criterios científicos y técnicos, que en la actualidad no se han implementado”, indicó el Presidente de INCOPESCA, Gustavo Meneses.

Además, se le dará el valor que corresponde a este importante recurso marítimo, ya que en el modelo anterior, el costo de las licencias es muy bajo frente al valor del producto en el mercado. El precio de las licencias se actualizará de acuerdo con la realidad del mercado.

El decreto asegura el abastecimiento de materia prima para la industria nacional, con el objetivo de garantizar su actividad productiva y en condiciones de competitividad.

Con el decreto se pretende garantizar los factores que, necesariamente, se deben considerar para otorgar licencias de pesca de atún a barcos cerqueros, así como determinar la cantidad anual de licencias para pesca, y su valor.

Además, fortalece la sostenibilidad de la actividad con mejoras en beneficio de los sectores involucrados en la captura, procesamiento y comercialización del atún, para impulsar el desarrollo socioeconómico del país.

Entre el 2010 y el 2016 se entregaron en promedio 44 licencias por año. Con este modelo se busca la racionalización de los impactos de la pesquería de atún con red de cerco, y permitiría que los pescadores nacionales tengan mayor oportunidad de mejorar sus capturas de atún en aguas costarricenses, sin poner en riesgo el equilibrio ambiental.

“Con esta reforma, estamos cumpliendo nuestro compromiso con las personas que dependen de los recursos marítimos para sobrevivir, otorgando a nuestros recursos el valor que realmente tienen. Al mismo tiempo es un acto de justicia y de respeto al ambiente, para garantizar su sostenibilidad”, expresó Meneses.

HOJA DE DATOS.

ANTES Y AHORA CON EL ORDENAMIENTO DE LA PESCA DE ATÚN PARA SU APROVECHAMIENTO Y SOSTENIBILIDAD.

ANTES
Condiciones que estaban establecidas

AHORA
Condiciones con nuevo modelo

Las licencias se han entregado sin criterios científicos, con solo cumplir con los requisitos. Entrega de licencias basada en criterios científicos. Cantidad de licencias varía conforme se actualiza la cantidad de recurso disponible. (Entre 2010 y 2015 en promedio se daban 44 licencias por año).
Alta posibilidad de afectar la sostenibilidad de la actividad por entrega excesiva de licencias. La entrega se basará en estudios científicos y permitirá definir el volumen óptimo que se debe capturar. Cada año habrá que actualizar información y determinar la cantidad de licencias por conceder.
Costo determinado por la capacidad de tonelaje métrico de cada embarcación. Se determinará un valor más justo con aplicación de una fórmula que considera como variables:
Volumen óptimo de captura en toneladas + captura promedio esperada por barco + ingreso anual necesario por concepto de licencia para INCOPESCA.

Licencias a barcos internacionales no condicionadas a disposición de producto para industria nacional. Licencias se condicionan a disposición previa del atún para industria nacional procesadora o empacadora.
(Entre 2010 y 2015, Costa Rica solo aprovecho el 35% del atún que se pescó en aguas nacionales).

Situación de desventaja de la flota palangrera nacional. Disposición de recurso para la captura de atún en condiciones que favorecen a la flota palangrera nacional.
Recurso era entregado al costo a los barcos cerqueros. Se contempla un rubro económico por la explotación comercial de un recurso del Estado costarricense.

Noticias