El aumento de las versiones falsificadas de Ozempic, los riesgos de tomarlas

Varias personas fueron hospitalizadas en Austria después de tomar una versión falsificada del medicamento para diabetes Ozempic, que se usa para bajar de peso, informaron las autoridades de ese país.

La Oficina Federal para Seguridad en la Atenci√≥n Sanitaria (BASG) inform√≥ que los pacientes reportaron ‚Äúserios efectos secundarios‚ÄĚ, incluidos hipoglucemia (bajos niveles de glucosa) y convulsiones.

Esta semana, los organismos reguladores de medicamentos de la Uni√≥n Europea y Reino Unido emitieron alertas p√ļblicas sobre las versiones falsificadas y¬†potencialmente nocivas del f√°rmaco.

Las inyecciones, que se administran con una pluma precargada, se venden en estos países con receta.

Pero como se√Īal√≥ la MHRA (Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios) de Reino Unido, desde enero de 2023 se han incautado 369 inyecciones potencialmente falsas de Ozempic ‚Äúobtenidas por miembros del p√ļblico por rutas no leg√≠timas‚ÄĚ.

El organismo dijo asimismo que también ha recibido reportes de plumas de inyección falsas de Saxenda, otra medicina inyectable aprobada en Reino Unido para bajar de peso.

En ambos casos, las plumas indican que contienen los compuestos activos semaglutida y liraglutida, pero se piensa que contienen otras sustancias, como insulina,¬†que pueden causar da√Īos en la salud.

Tendencia

En meses recientes, Ozempic se ha vuelto tendencia en las redes sociales cuando influencers y celebridades, incluido Elon Musk, describieron su uso para perder peso r√°pidamente.

Desde entonces, el dr√°stico incremento en la demanda de la medicina ha conducido a lo que la Agencia Europea de Medicamentos¬†llama ‚Äúuna situaci√≥n de escasez‚ÄĚ para los pacientes diab√©ticos.

El medicamento fue aprobado en Estados Unidos en 2017 para tratar la diabetes tipo 2 y posteriormente, en 2021, se aprobó un medicamento similar llamado Weogvy, que contiene una dosis más alta de semaglutida.

En Reino Unido, el Ozempic solo ha sido aprobado para diabetes tipo 2. ‚ÄúNo est√° autorizado para perder peso‚ÄĚ, dice la MHRA, pero es com√ļnmente usado para ese prop√≥sito‚ÄĚ.

Las autoridades en Austria creen que los medicamentos que tomaron las personas que fueron internadas¬†‚Äúeran falsificaciones que conten√≠an insulina‚ÄĚ,¬†en lugar de semaglutida activa. El BASG dijo que se est√°n llevando a cabo investigaciones.

¬ęEs posible que las existencias del lote afectado a√ļn est√©n en circulaci√≥n o hayan sido obtenidas por otros m√©dicos a trav√©s de esa v√≠a ilegal¬Ľ, dijo el organismo en un comunicado.

Y agregó que las plumas de inyección falsificadas eran de un color azul más oscuro que los artículos genuinos.

Igual que est√° ocurriendo en otros pa√≠ses, en Austria ¬ęOzempic se utiliza cada vez m√°s como medicamento para ‚Äėperder peso‚Äô, para lo cual no est√° aprobado¬Ľ, afirm√≥ el BASG.

En varios pa√≠ses la polic√≠a y los ministerios de Sanidad est√°n alertando a sus poblaciones contra el uso de¬†inyecciones adelgazantes de ¬ęfuentes dudosas¬Ľ.

‚ÄúComprar productos como Ozempic o Saxenda sin receta, de proveedores que comercian ilegalmente, aumenta significativamente el riesgo de recibir algo falso o un producto que no ha sido aprobado‚ÄĚ, indic√≥ la doctora Alison Cave, jefa de seguridad de la MHRA.

‚ÄúLos productos adquiridos de esta manera no cumplen con nuestros estrictos est√°ndares de calidad y seguridad, y tomar dichos medicamentos puede poner tu salud en riesgo significativo‚ÄĚ.

‚ÄúAconsejamos a todos los miembros del p√ļblico que¬†no utilicen ninguna pluma precargada para bajar de peso que hayan comprado en internet‚ÄĚ,¬†agreg√≥.

Por su parte, el profesor Paul Gately, director ejecutivo de la organizaci√≥n Obesity UK, indic√≥: ‚ÄúEstamos muy preocupados por escuchar informes de que las personas que viven con obesidad est√°n siendo v√≠ctimas de delincuentes que obtienen y venden medicamentos falsos para perder peso‚ÄĚ.

‚ÄúLos peligros para la salud son claros. Nuestro consejo, al igual que el de la MHRA, es que s√≥lo se deben tomar medicamentos recetados por un m√©dico o profesional sanitario cualificado‚ÄĚ.