El teletrabajo se ha encontrado con un aliado inesperado

Las grandes tecnológicas han declarado la guerra al teletrabajo y están obligando a sus plantillas a volver a la oficina creando importantes conflictos internos. Las empresas argumentan distintos motivos para acometer ese cambio en su organización.

Sin embargo, los ejecutivos de muchas empresas j√≥venes¬†siguen apostando por el teletrabajo¬†y le auguran un crecimiento considerable en los pr√≥ximos a√Īos al liberar a las nuevas empresas de la necesidad de contar con un espacio de oficinas fijo. Algo que aumentar√° la presi√≥n sobre las empresas que s√≠¬†tienen que asumir el sobrecoste de las oficinas¬†en sus balances.

La presencialidad contin√ļa siendo la norma. La vuelta a la normalidad laboral ha supuesto el¬†retorno de la presencialidad en la oficina, bien de forma completa con 40 horas semanales, o mediante modelos de¬†trabajo h√≠brido con uno o dos d√≠as de teletrabajo.

Seg√ļn datos recogidos en la¬†Encuesta sobre Incertidumbre Empresarial¬†elaborada de forma conjunta por el Banco de la Reserva Federal de Atlanta y las universidades de Chicago y Stanford, el 72,6% de los empleados de las 500 empresas consultadas trabajar√≠an a tiempo completo en oficina en 2028. Solo el 11,2% ser√≠a teletrabajo a tiempo completo. El 16,2% restante estar√≠a dispuesto a adoptar un modelo h√≠brido. Aunque a primera vista la presencialidad parece tener un peso aplastante, no lo es tanto como cabr√≠a esperar seg√ļn los valores prepandemia, bajando desde el 91,6% para dejar paso a otras modalidades m√°s flexibles.

Las pymes y empresas j√≥venes apuestan por el teletrabajo. Tal y como destaca¬†Harvard Business Review en su an√°lisis, las peque√Īas empresas y, sobre todo, las empresas creadas durante los a√Īos de pandemia, son las que¬†m√°s apuestan por el futuro del teletrabajo¬†porque ya han desarrollado su estructura en base al trabajo remoto.

Estas empresas ya¬†han implementado las herramientas y procesos¬†para crecer en un entorno de teletrabajo, por lo que van a seguir creciendo por ese camino y para ellas cambiar a un modelo presencial no tiene sentido por los costes a√Īadidos de adquirir un¬†espacio para las oficinas.

El teletrabajo como arma estrat√©gica para las pymes. Seg√ļn la ley de la oferta y la demanda, las grandes empresas est√°n consiguiendo que el¬†teletrabajo sea un valor escaso en el mercado laboral. Las pymes est√°n aprovechando¬†ese valor a√Īadido para captar el talento¬†que sale de las grandes compa√Ī√≠as descontento por unas pol√≠ticas de retorno a las oficinas muy beligerante.

Seg√ļn¬†un estudio del proveedor de servicios empresariales Gusto.Inc, solo el 22% de las empresas creadas durante las limitaciones de movimiento derivadas de la pandemia de COLVID-19 tienen un modelo 100% presencial. El 31% han adoptado un esquema de teletrabajo, y el 47% apuesta por la flexibilidad del trabajo h√≠brido. En el polo opuesto, aquellas empresas con presencia a tiempo completo antes de 2020 se mantienen en esta pol√≠tica en un 43%, el 49% apuesta por una transici√≥n progresiva con modelos de trabajo h√≠brido y solo el 8% mantiene el teletrabajo a tiempo completo.

Viejos h√°bitos, nuevas realidades. Seg√ļn¬†una encuesta¬†llevada a cabo por Slack en 2021, el 44% de los ejecutivos dijeron que quer√≠an volver a la oficina todos los d√≠as, frente a un 17% de empleados que tambi√©n prefer√≠an volver. Seg√ļn la¬†opini√≥n de expertos en ciencias del comportamiento¬†recogidas por Business Insider, ¬ęPara un determinado grupo de personas representadas en todos los sectores, la creencia de que la presencialidad es productividad, es perfectamente racional: si alguien no quiere venir a la oficina significa b√°sicamente que no es alguien que quiera a√Īadir valor a la empresa¬Ľ.

Los expertos consultados relacionan esta actitud como una forma de recuperar el poder sobre los empleados mediante un esquema de ‚Äúmando y control‚ÄĚ que les lleva a adoptar planteamientos extremos del tipo ¬ęsi te gusta bien, si no te gusta, contratamos a otro¬Ľ como¬†hemos visto recientemente en palabras del CEO de Amazon.