Es por el dinero: aplazamiento de Eurocopa y Copa América

Es por el dinero: aplazamiento de Eurocopa y Copa América

Las decisiones en Europa y en Argentina y Colombia pasan por ganancias y cobertura de seguros.
La pandemia originada por el coronavirus covid-19 hacía que la decisión que se está tomando este martes sobre el aplazamiento de la Euro 2020 y en consecuencia de la Copa América de Colombia y Argentina fuera una noticia esperada.
Definitivamente no estaban dadas las condiciones para la realización de estos eventos ante la profunda afectación de los países más fuertes de Europa y la rápida difusión que está teniendo la enfermedad también en América Latina.

Sin embargo, no son solo las condiciones de salubridad las que no estaban dadas sino, en el fondo, tampoco las motivaciones económicas para la celebración de estos grande eventos.

La situación la explica con claridad el diario EL País de España, que analiza los cálculos de las ganancias que, incluso ante la posibilidad de hacer la Euro en el segundo semestre, suponían un rotundo descalabro económico.

«La última Eurocopa celebrada en Francia, en 2016, generó ingresos por valor de 2.000 millones de euros. Los ingresos brutos comerciales de la UEFA Champions League 2018/19, la UEFA Europa League 2018/19 y la Supercopa de la UEFA se estimaron en unos 3.250 millones de euros. Del citado estimado bruto, 295 millones se reservaron para cubrir los gastos de organización relativos a las competiciones, y el 7% (227,5 millones) para los pagos de solidaridad. De los ingresos netos resultantes de 2.730 millones de euros, el 6,5% se reservó para el fútbol europeo y se mantendrá en la UEFA, y el 93,5% restante se distribuyó entre los clubes participantes», explica el medio.

Según la fuente, las reservas de cerca de 600 millones de euros de la UEFA no serían suficientes para garantizar el certamen porque habría un detalle adicional: la pandemia del coronavirus covid-19 no está cubierta por los seguros internacionales teniendo en cuenta que se trata de un hecho totalmente inesperado e incalculable y que no existe certeza de cuándo ni cómo se controlará. Eso afectaría directamente los derechos de transmisión de televisión del certamen, gran fuente de ingresos, pues nada de lo que se había calculado en términos de audiencias o publicidad se puede garantizar.

Según El País, hoy existe más miedo entre los dirigentes de la UEFA de no poder completar los torneos locales ya en marcha e incluso la Champions y por eso lo que hay es mejor ahorrarlo por si la situación llega a ser aún más caótica.

El caso Copa América
Así como los cálculos económicos son el fondo de las decisiones en medio de la emergencia sanitaria mundial en Europa, también en este lado del mundo los ingresos predominan a la hora de tomar decisiones.

El propio Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, reconocía ante de la Copa América Brasil 2019 el impulso enorme del negocio en los últimos años: “Tenemos la oportunidad de recuperar el liderazgo mundial en el fútbol y no lo podemos desaprovechar. Desde el 2015 los ingresos han cambiado sustancialmente, desde los USD 70 millones que ingresábamos a los USD 500 millones de ingresos que estamos presupuestando”, dijo.

La cifra no está muy lejos de las facturaciones europeas, lo cual justifica la celebración de la Copa América cada vez que una excusa lo permite.

Y es que hace solo un año, los ingresos que se repartieron entre los participantes eran más que generosos: cada eelección recibió USD 4 millones solo por la participación en la primera ronda, 2 millones por avanzar a cuartos, y premios de 11,5 millones para el campeón y 9 millones para el subcampeón (sumadas todas las fases).

El detalle adicional es que por primera vez habría una sede conjunta, lo que suma desplazamientos largos entre Argentina y Colombia, países sedes, y el resto de Suramérica, situación que en las actuales circunstancias no puede garantizarse. Eso por no mencionar que también operan en este caso las excepciones de los seguros y la incertidumbre de garantizar a patrocinadores e inversionistas sus ingresos.

Deportes