Más de 3,8 millones de personas en Estados Unidos solicitaron la semana pasada las prestaciones del subsidio por desempleo, con lo que  son ya casi 30 millones quienes lo han hecho en seis semanas en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

La cifra de la semana pasada es algo inferior, no obstante, a los 4,42 millones de solicitudes de este beneficio en la semana anterior como resultado de la paralización de gran parte de las actividades económicas en Estados Unidos debido a las medidas para contener el COVID-19.