Está siendo una semana de lucimiento para Facebook. Después de varios meses de polémicas en los que su compromiso con la privacidad de los usuarios se ha puesto en tela de juicio, en unos pocos días la conferencia anual para desarrolladores F8 le ha valido para sacar pecho.

No solo se trata de las grandes novedades que está preparando para sus populares aplicaciones y los impresionantes resultados económicos: una vez más, sus estadísticas de uso lo llevan a dar otro golpe en la mesa. WhatsApp supera con creces a Snapchat en su propio juego.

Los números de WhatsApp
Las historias de WhatsApp han llegado a superar el doble de usuarios que las de Snpachat. 450 millones de usuarios diarios suben contenido a las historias de la popular aplicación de mensajería, que cada día es más una red social. Estos números suponen el doble de los usuarios diarios de Snapchat, que sumaron 191 millones el primer trimestre de 2018 y unos resultados ecnonómicos preocupantes.

La inclusión de las historias a WhatsApp, donde se llaman Estados, llegó en medio de la celebración de los 8 años de vida del servicio y fue una integración bastante lograda: solo los contactos podían verlos y llegaban cifrados por defecto. El número de usuarios diarios que han logrado amasar los Estados de WhatsApp en tan poco tiempo es impresionante, aunque no hay que olvidar que WhatsApp ya llegó a manos de Mark Zuckerberg con un buen puñado de usuarios fieles. Un increíble puñado, mejor dicho: 320 millones de personas en ese febrero de 2014.

Snapchat sigue quedándose atrás
La historia de Snapchat es bastante dramática. Aunque fueron ellos los inventores de las divertidas historias con fotos y vídeos que desaparecían al cabo de unas horas, Facebook fue rápido en adaptar (vale, clonar descaradamente) el formato y acabar importándolo a sus propias aplicaciones. Instagram, primero, la app oficial de Facebook después y, finalmente, WhatsApp (en marzo del 2017) acabaron incorporando esta funcionalidad y las diferencias entre ellas eran más bien mínimas.

Snapchat empezó a caer en usuarios mientras el universo Facebook seguía expandiéndose, con Instagram a la cabeza: seguía siendo el principal motivo de los usuarios para abandonar la aplicación del fantasma. Los Estados de WhatsApp ya le superaron el año pasado y no parece que Snapchat pueda ofrecer nada para contrarestar tanto abandono. Incluso sus máscaras de realidad aumentada, una de las funcionalidades más queridas y, por lo general, mejores que las de la competencia, han seguido sumando funcionalidades sin mucho éxito.

Entregarse o morir
Snapchat ha tenido varias oportunidades para abandonarse en los brazos de una empresa mayor. En 2013 rechazó ser comprada por Facebook, una decisión que los de Zuckerberg respondieron incluyendo funcionalidades parecidas a sus propios productos y, como hemos visto, barriéndolos en números.

Por antenaseis

Programa radiofónico sobre política, cultura, sociedad, economía, juventud, deporte lunes a viernes 7am en 530am Libertad y sábados a las 9am en 107.9 fm