Google lanza una nueva aplicación de control parental

Google lanza una nueva aplicación de control parental

Google ha desarrollado un programa llamado ‘Family Link’ que permitirá a los padres bloquear en cualquier momento el acceso a internet de sus hijos.

La compañía Google ha presentado una nueva aplicación de control parental, llamada ‘Family Link’, que permitirá a los progenitores bloquear en cualquier momento el acceso a internet, así como otras funcionalidades, de los dispositivos móviles de sus retoños, una herramienta sin duda muy útil para todos aquellos padres cada vez más preocupados por los hábitos de consumo digital de los menores y, sobre todo, por la posibilidad de que puedan desarrollar peligrosas adicciones.

“Los niños consiguen su primer teléfono o tablet a edades muy tempranas, y muchos padres nos han trasladado su inquietud ante las muchas horas que sus hijos pasan delante de la pantalla. Los progenitores reconocen la importancia de formar parte del mundo digital, pero también les preocupa que sus hijos puedan tener acceso a contenidos inapropiados o que puedan desarrollar relaciones de extrema dependencia”, ha explicado la principal responsable de esta aplicación, Saurabh Sharma, al diario The Daily Telegraph.

Para poder utilizar correctamente el programa y, de esta forma, monitorizar el uso que los menores hacen de sus teléfonos, ordenadores y tablets, o bloquearlos en el caso de que les resulte imprescindible, los padres solo tendrán que crear una cuenta de Google -o recurrir a las que ya tengan- en los terminales que deseen controlar y descargar la aplicación de Family Link en los suyos propios.

Una vez realizados estos trámites, el propio servicio les enviará de forma semanal informes y estadísticas sobre las horas que sus hijos pasan conectados, detallando tanto el tiempo que dedican a la actividad, como las aplicaciones y páginas web a las que estos acceden. Cabe señalar también que con Family Link los progenitores tendrán que dar su consentimiento expreso cada vez que los niños quieran descargarse contenidos en sus dispositivos, aunque no podrán supervisar aquellas acciones que no requieran de una conexión a internet.

Tecnología