• Adquisición de dos propiedades beneficiarán unas 200 personas del Territorio Rural Pococí.

El Instituto de Desarrollo Rural (Inder) impulsa la producción en la Región Huetar Norte, pero con aporte adicional: el valor agregado, para mejorar la calidad de vida de los y las productoras de los Territorios Rurales de Costa Rica.

Con la Ley 9036, ahora el Inder solamente compra fincas cuyos beneficiarios hayan presentado proyectos viables con el fin de buscar el desarrollo integral de los proponentes. Ese fue el caso de dos fincas cuya compra fue aprobada recientemente por Junta Directiva del Inder, en la provincia de Limón.

La primera de ellas está ubicada en la comunidad de La Esperanza, en Cariari, de Pococí. Con este proyecto se pretenden utilizar 100 hectáreas para la siembra del cacao. Además, se construirá un laboratorio para la fabricación de chocolates, lo que le da el valor agregado a la producción y mejores ingresos, así como un aumento en la calidad de vida de los beneficiarios.

La organización que se beneficiará con el proyecto es la Asociación de Productores El Trapiche de Las Colinas de la Rita, Pococí, la cual cuenta con 27 familias, es decir se verán beneficiadas unas 100 personas de forma directa e indirecta.

El proyecto consiste en sembrar cacao con plántulas injertadas, junto con sistemas de producción agroecológicos sostenibles (limón mesino, mamón chino, y sombra de árboles maderables), que constituyan una forma para la diversificación productiva y disminución de la vulnerabilidad de la zona y los cultivos tradicionales a las inundaciones. Se plantea sembrar plantaciones por familia, sustituyendo o asociando con otros cultivos.

La inversión por parte del Inder en esta finca que cuenta con 102.5 hectáreas en total, fue de ¢1.026 millones de colones.

La otra propiedad adquirida por el Inder en Limón, se encuentra igualmente ubicada La Esperanza, de Cariari. Ahí se desarrollará un proyecto de cultivo de pejibaye para palmito, orientado a la  exportación. Se trata de una finca de 111,5 hectáreas de extensión, con una inversión de ¢1.133,7 millones de colones.

El Grupo de Agricultores de Palmito de Pococí, será la organización beneficiada, lo que significa unas 80 personas aproximadamente de manera directa, más los encadenamientos que la actividad produzca en la comunidad de impacto.

Con la iniciativa, se espera que aproximadamente 20 familias de la comunidad, obtengan los ingresos necesarios para su sostenimiento, mediante el empleo e ingresos adicionales gracias a la producción tecnificada e intensiva del cultivo de pejibaye para palmito. Cada beneficiario contará con 3 hectáreas de palmito sembradas.

Ambas propiedades ahora son propiedad del Inder y se entregarán en arriendo a las organizaciones. Ambas se encuentran en el Territorio Rural Pococí, conformado por ese cantón limonense y que fue creado desde el 23 de octubre del año 2014.

“En el Inder seguiremos la lucha, y debemos resaltar el trabajo articulado del sector agropecuario, ya que sin ellos es difícil lograr los objetivos  para la compra de tierras. Eso sí, con proyectos claros, que fomenten la producción, los encadenamientos, y valor agregado para mejorar las condiciones de vida de más familias de éste hermoso país” fueron las palabra del Presidente Ejecutivo del Inder, Ricardo Rodríguez Barquero en el momento de la formalización de la compra de las dos fincas.