La llegada temprana de la demencia no se debe a causas genéticas

La demencia, en sus distintas formas, es un trastorno que asociamos a edades avanzadas. Sin embargo no son pocos los casos en los que enfermedades como el Alzheimer se desarrollan antes de llegar a la senectud. Hablamos entonces de demencia¬†de aparici√≥n temprana¬†o de inicio temprano, un problema de salud del que¬†sabemos muy poco a√ļn.

Desafiando la convenci√≥n.¬†Un estudio reciente centrado en las demencias de aparici√≥n temprana¬†ha hallado 15 factores de riesgo¬†relacionados con la aparici√≥n de estos trastornos. Seg√ļn destacan los responsables de la investigaci√≥n, sus resultados ponen a prueba la noci√≥n de que son los factores gen√©ticos los principales determinantes de la demencia de inicio temprano.

Esta quincena de factores abarca cuestiones diversas, desde padecer otras enfermedades hasta h√°bitos como el consumo de alcohol. Los autores de la investigaci√≥n se√Īalan que estos factores no son muy diferentes de los que asociamos a la aparici√≥n de la demencia en edades m√°s avanzadas.

El equipo responsable del estudio realiz√≥ su trabajo a partir de datos recabados de m√°s de 356.000 brit√°nicos menores de 65 a√Īos participantes el en estudio¬†UK Biobank. Los detalles del estudio fueron publicados¬†en un art√≠culo¬†en la revista¬†JAMA Neurology.

15 factores.¬†¬ŅY¬†cu√°les son estos 15 factores? Seg√ļn explican los autores del trabajo, su lista abarca factores socioecon√≥micos por ejemplo la pobreza o el aislamiento social est√°n positivamente correlacionados con la enfermedad; mientras que un alto nivel educativo muestra una relaci√≥n inversa.

Varios factores tienen relación con otras enfermedades, como la diabetes, ictus o enfermedades cardiacas, Algunas carencias de nutrientes también se han identificado como factores de riesgo, como la deficiencia de vitamina D; así como niveles altos de proteínas C-reactivas, unas proteínas asociadas a los procesos inflamatorios. La fragilidad física también se encuentra entre estos factores de riesgo.

Cabe rese√Īar que los factores gen√©ticos no quedan fuera de esta lista. El estudio observ√≥ una mayor predisposici√≥n entre quienes portaban determinadas variantes del gen ¬†ApoE4 őĶ4, un gen ya vinculado con esta enfermedad en estudios anteriores.

Una relaci√≥n ‚Äúcompleja‚ÄĚ con el alcohol.¬†El consumo de alcohol tambi√©n se encuentra en esta lista de¬†factores de riesgo, pero como se√Īalan los responsables del estudio, la relaci√≥n es algo m√°s compleja, puesto que no es lineal: tanto el consumo excesivo de alcohol como la abstinencia son contabilizados como factores de riesgo.

El motivo no es que un consumo moderado de alcohol sea bueno para evitar la demencia, sino más probablemente la correlación de la abstinencia con otros problemas vinculados a la aparición de estas enfermedades. Es decir, que la gente con problemas de salud es más propensa a dejar el alcohol.

Salud mental.¬†El equipo tambi√©n se√Īala la importancia de factores relacionados con la salud mental. Adem√°s de el aislamiento social, antes mencionado, la depresi√≥n o el estr√©s tambi√©n aparecen mencionados por los investigadores.

‚ÄúAdem√°s de los factores f√≠sicos, la salud mental tambi√©n desempe√Īa un papel importante, incluyendo evitar el estr√©s cr√≥nico, la soledad y la depresi√≥n. El hecho de que esto sea tambi√©n evidente en la demencia de aparici√≥n temprana ha sido una sorpresa para m√≠,‚Ä̬†explicaba Sebastian K√∂hler, uno de los autores de la investigaci√≥n.

Una enfermedad a√ļn envuelta en el misterio.¬†Los autores del trabajo¬†explican¬†que los resultados no implican que tengamos una lista de causantes de la demencia, simplemente factores de riesgo, variables que aparecen correlacionadas con la aparici√≥n temprana de este trastorno¬†sin que sepamos exactamente¬†c√≥mo funcionan las relaciones causales.

Sin embargo esta lista de factores puede resultar de gran utilidad a la hora de prevenir la aparición de la dolencia y tratar sus síntomas.

Quiz√°s, alg√ļn d√≠a, nos sirvan para entender mejor enfermedades a√ļn envueltas en el misterio¬†como el Alzheimer¬†o el Parkinson. Enfermedades que a√ļn hoy en d√≠a no sabemos c√≥mo aparecen o si es posible curar. Retrasar la aparici√≥n de sus s√≠ntomas es, hoy por hoy, la mejor estrategia para combatirlas.