Las autoridades brindaron la mañana de este martes la actualización de los daños y total de personas afectadas por las lluvias que desde el fin de semana afectan al territorio nacional.

Un total de 24,973 familias en todo El Salvador han sufrido directamente el impacto de las lluvias que desde el pasado fin de semana afectan el territorio salvadoreño. Casi 7,000 de estas personas están guardando refugio en alguno de los 132 albergues habilitados en todo el país, entre ellos, niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad.

La comisionada presidencial, Carolina Recinos, explicó la mañana de este martes (02.06.20) que ese total de familias han perdido sus bienes y pertenencias y han sido evacuados, pero no todos permanecen en albergues.
Al respecto, la ministra de Vivienda, Michelle Sol, dijo sin mayor detalles que está buscando terrenos para reubicar a las personas que han perdido sus hogares.

El número de víctimas mortales de la que fue la tormenta Amanda, y que ahora persiste como una situación tipo temporal, se mantiene en 16, dijeron esta mañana las autoridades del gobierno durante una conferencia de prensa para actualizar los datos de la emergencia por las lluvias.

Asimismo, detallaron que hay otras siete personas desaparecidas. Ayer lunes, dijo Recinos, fue encontrada con vida y atendida otra víctima de las lluvias que había sido reportada como extraviada.

Entre otros daños registrados en las últimas horas están 164 derrumbes, los cuales aseguraron que ya han sido intervenidos. Además, se han reportado daños en las carreteras al Puerto de La Libertad, Longitudinal del Norte y la Panamericana en el sector de Los Chorros, dijo el ministro de Obras Públicas, Romeo Herrera.

También se reportó la caída de 200 árboles y obstrucciones de ríos, agregó Recinos.

“No hay que confiarse, pues dados los pronósticos, la lluvia podría volver”

El pronóstico del clima indica que, aunque los efectos de este fenómeno natural podrían disminuir un poco este martes, las lluvias podrían ser leves pero persistentes el resto de la semana y, para el fin de semana, podría volver a tomar fuerza.

“Quiero pedirle a la población lo siguiente: no hay que confiarse, si ahora deja de llover no quiere decir que la lluvia no vuelva, quédense en los albergues», dijo Carolina Recinos.

Por su parte, el ministro de Gobernación, Mario Durán recordó que, aunque leves, las lluvias en las próximas 24 horas podrían seguir saturando los suelos y creando situaciones de vulnerabilidad entre la población.

Recordó a la gente que la situación actual es de riesgo, por lo que recomendó a las personas resguardar su vida. “Estamos encontrando que con menos lluvias la situación puede ser más caótica. El próximo jueves y viernes tendremos lluvias más fuertes», expresó.
El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó en su pronóstico del clima que para este martes continuará la situación de temporal de moderado a fuerte sobre la franja costera y cordillera volcánica del país, mientras que el resto del territorio se mantienen lluvias con intermitencia de moderada intensidad.