Los pellets: otro desastre medioambiental en playas

Una extra√Īa marea blanca est√° llegando a las costas gallegas durante los √ļltimos d√≠as, en los que millones de¬†peque√Īas bolas de pl√°stico han inundando los arenales gallegos¬†de las r√≠as de Vigo, Pontevedra, Arousa, Muros y Noia y tambi√©n las playas de la zona de A Coru√Īa y Ferrol. Un vertido que est√° afectando la vida diaria de miles de personas de decenas de municipios. ¬ŅQu√© est√° pasando?

¬ŅQu√© son y de d√≥nde vienen?¬†

Las primeras aparecieron el 13 de diciembre en la playa de Espi√Īeirido y desde entonces no han dejado de brotar como setas en muchos puntos de Galicia. En realidad¬†se trata de pellets, o l√°grimas de sirena, bolitas de pl√°stico de menos de 5 mil√≠metros de tama√Īo que se emplean para fabricar otros productos pl√°sticos, como botellas, contenedores o bolsas.

Todas estas que están inundando la costa gallega concretamente proceden del buque Toconao, tal y como ha confirmado la Delegación del Gobierno en Galicia. Y el motivo es que varios contenedores del barco (cargados con estos pellets), que navegaba cerca de la costa portuguesa, cayeron al mar y flotaron hasta las rías.

Una marea blanca

Seg√ļn cifra la asociaci√≥n Noia Limpa, en total hay unos 70 sacos de 25 kilos cada uno que pertenecen a la empresa Bedeko Europe, con sede en Polonia. El problema es que¬†el cargamento llega flotando a las costas y se rompe, esparciendo as√≠ todas las bolitas por la arena. Adem√°s, su tama√Īo diminuto, su peso y su color claro complica, y mucho, su recogida. Ante esta situaci√≥n, una cascada de denuncias por parte de los ciudadanos ha tenido lugar desde principios de mes.

La memoria del Prestige

Es dif√≠cil que este nuevo suceso no nos devuelva a la mente otra cat√°strofe medioambiental similar en la historia reciente: la del Prestige. Pero entre ambas crisis existen multitud de diferencias, la m√°s grande en la toma de decisiones y responsabilidades. En el caso de la embarcaci√≥n de los pellets, la misma naviera no s√≥lo ha aceptado su error, sino que¬†ha actuado de buena fe¬†contratando un equipo de servicios t√©cnicos¬†para el seguimiento y control del vertido y se ha puesto a disposici√≥n de las autoridades espa√Īolas para colaborar en las labores de limpieza y asumir el pago de los costes derivados.

Una crisis medioambiental

¬†Este problema ha llevado a la Xunta a¬†activar el nivel 1 del Plan Territorial de Continxencias por Contaminaci√≥n Mari√Īa Accidental de Galicia (Plan Camgal)¬†y el servicio de Guardacostas se encuentra ahora vigilando todo el litoral, tanto por medios mar√≠timos como terrestres, con el objetivo de detectar r√°pidamente la presencia de m√°s cargamento que pueda llegar a las costas.

Hay que tener en cuenta que estos pellets son¬†micropl√°sticos y una mezcla de productos qu√≠micos¬†que pueden actuar como ‚Äúesponjas t√≥xicas‚ÄĚ que atraen toxinas qu√≠micas y otros contaminantes a sus superficies. Seg√ļn la asociaci√≥n ecologista Adega, pueden ‚Äúsuponer una nueva agresi√≥n contaminante¬Ľ en el litoral gallego y afectar ¬ęgravemente¬Ľ a la poblaci√≥n, ya que la econom√≠a local est√° basada en los mariscos y la pesca.

Acciones de recogida

Muchos ciudadanos han convocado a través de WhatsApp grupos voluntarios para ayudar en la limpieza de las playas esta semana. Lo hacen con sus propias manos, equipados con guantes y bolsas. Es un trabajo muy minucioso y critican  la falta de información mientras piden  máquinas cribadoras que se puedan pasar por la arena para sacar los plásticos, algo que necesita permisos de la Xunta.

La polémica

Noia Limpa, otra de las asociaciones ecologistas, se puso en contacto con los diferentes ayuntamientos implicados. Sin embargo, dicen no haber recibido respuesta. ¬ęNosotros no podemos lanzarnos a las playas a limpiar. Necesitamos un permiso por parte de las administraciones competentes, que en este caso son los propios ayuntamientos¬Ľ, explican en¬†este art√≠culo de 20 Minutos.

Pero los Ayuntamientos, como el A Coru√Īa o el de Oleiros¬†denuncian que no han tenido ninguna comunicaci√≥n de la Xunta, del Gobierno central ni de medios preventivos para un problema que, seg√ļn ellos, no es de competencia municipal. El problema es que para movilizar los medios del Ministerio para la Transici√≥n Ecol√≥gica y el Reto Demogr√°fico (MITECO), primero la Xunta tendr√≠a que elevar su plan de emergencia al nivel 2, explican desde la Delegaci√≥n del Gobierno en Galicia. A√ļn as√≠, la Delegaci√≥n¬†ha anunciado que una empresa responsable se har√° cargo: ¬ęYa se han puesto en contacto con organismos para que les avisen donde aparezcan los pellets para ir a retirarlos¬Ľ.

Y para a√Īadir m√°s le√Īa al fuego, el conselleiro do Mar de la Xunta, Alfonso Villares,¬†ha acusado al Gobierno central de ¬ęconocer hace 14 d√≠as¬Ľ la informaci√≥n¬†de que un barco hab√≠a perdido varios contenedores en alta mar y que no fue hasta la √ļltima semana cuando avisaron a trav√©s de un correo electr√≥nico. Vamos, un caos burocr√°tico en el que delegar responsabilidades va a ser muy complicado.