La portería manuda estaba siendo cuestionada para el clásico provincial. Al final el elegido fue el suplente Mauricio Vargas ante una lesión de Adonis Pineda (un golpe en el pecho) tras el partido en tierras generaleñas el pasado miércoles.

«Pues, contento de la parte individual, llevaba mucho tiempo sin jugar. Al final sí queríamos sacar la victoria, no se nos dió, pero estamos comenzando. Tenemos que pasar la página y aun queda tiempo para corregirlo», comentó Vargas al término del encuentro ante los florenses.

El guardameta manudo prefería cambiar el no mantener el marco en cero, con tal de anotar y obtener la victoria: «Pues sí, uno trabaja para eso. Repito, al final independientemente, hubiera preferido ganar dos y que me hubieran metido uno».

Sobre la titularidad señaló: «Pues, ya pasé de página hoy, trabajo igual de fuerte para ser tomado en cuenta como titular el siguiente partido. Pues en este puesto, y en esta profesión, no se puede conformar uno. Al final es claro que hay que tomar confianza y demás, para eso trabajo y espero seguir haciéndolo de buena manera para aportarle al grupo de la mejor manera. (…) Lamentablemente el torneo pasado inicié con una lesión y Adonis se nos fue arriba e hizo las cosas de gran manera. En este puesto hay que ser muy paciente y para eso estoy trabajado, para cuando llegara el momento, intentar hacerlo de la mejor manera y aportar al grupo».

Respecto a Adonis Pineda, explicó: «Siempre se le brinda apoyo, él sabe que él está respaldado por todos. Al final, tiene un carácter increíble y entre todos vamos a salir adelante. Aquí lo importante es la parte grupal».