La mañana del 30 de abril vislumbraba un aura de esperanza y renovación de la fe, un rayo de luz rompió la oscuridad que ha embargado al pueblo de Venezuela con Maduro como presidente bajo la estela ideológica del Chavismo. Una mañana que regaló a los más de 31 millones de habitantes una nueva ilusión para lograr la Libertad.

Desde tempranas horas de la mañana el Presidente Encargado de Venezuela, Juan Guaidó, puso en marcha la “Operación Libertad”, la cual inició con la liberación del arresto domiciliar de Leopoldo López, figura importante de la política que encabezaba la oposición venezolana hasta 2014, año en que fue apresado y condenado a 14 años por organizar protestas antigubernamentales. Así lo declaró en un video publicado en redes sociales donde se ve a López detrás de Guaidó y junto a ellos un grupo de militares que decidieron “estar del lado correcto de la historia y en defensa de la constitución”, aseguró Gauidó.

Juan Guaidó (izq) junto a Leopoldo López (der) en la base militar de La Carlota.

EL “as” bajo la manga

Entre el cúmulo de noticias que despertaron al pueblo venezolano en diferentes partes del mundo la más impactante fue observar un grupo de efectivos de las Fuerzas Armandas Nacional Bolivariana (FANB) quienes declararon apoyar la constitución y estar a favor del pueblo que exigen la libertad de Venezuela. Estos hechos se desarrollaron en la base militar de “La carlota” donde horas más tardes se enfrentaron a efectivos de la FANB contra miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), estos últimos aún demuestran el respaldo y lealtad a Nicolás Maduro.

En los alrededores de la base militar y otros sectores de Caracas la población respondió al llamado de Guaidó a tomarse la calle. “Las Fuerzas Armadas han tomado la decisión correcta (…) estar del lado correcto de la historia. A desplegar las fuerzas para lograr el cese de la usurpación”, escribió el mandatario en su cuenta oficial en Twitter y la respuesta fue inmediata. Horas más tarde afirmó estar reunido con algunas unidades militares para dar inicio a la fase final de la Operación Libertad.

Miembros de las fuerzas Armadas junto a la población en un enfrentamiento contra la Guardia Nacional frente a la base militar La Carlota

Reacciones internacionales

Uno de los primeros en pronunciarse ante lo acaecido en Venezuela fue Jonh Bolton, asesor de seguridad de EEUU. “Espero que esto sea suficiente para llevar a Maduro fuera del poder”, cita parte del escrito en su cuenta de twitter. Por su parte el Presidente de Chile, Sebastian Piñera, mediante una conferencia de prensa luego de regresar de una gira por Asia dijo: Si tocan a Gaidó, en 2 horas tropas aéreas chilenas entrarán a Venezuela.

Por otro lado el mandatario de los EEUU, Donal J. Trump amenazó con imponer un “embargo total y completo” si las tropas cubanas no abandonaban Venezuela. Desde su cuenta de twitter agregó: Ojalá todos los soldados cubanos regresen a su isla sin demora y en paz”. Además, se refirió a “sanciones del más alto nivel” en caso de que las milicias cubanas no dejaran de operar en Venezuela.

Y al final del día ¿Qué?

Las primeras declaraciones de los efectivos de la FANB fueron tan duras que denota la fractura interna en las filas del cuerpo militar. “Estamos cansados de reprimir al pueblo, esto nos afecta a nosotros también porque al salir de permiso no tenemos para los pasajes y en nuestras casas no hay comida”, declaró uno de los miembros de la FANB al ser abordado sobre la decisión de apoyar al pueblo. Vladimir Padrino escribió en twitter: Rechazamos este movimiento golpista (…) que ha empleado tropas y armas de guerra en una vía pública para crear zozobra.

Miembros de las FANB afirman defender la constitución y estar del lado del pueblo a fin de lograr la liberación de Venezuela.

Mientras todo eso sucedía, la ausencia de Maduro hizo pensar que se estaba logrando el objetivo, sin embargo el mandatario (ilegítimo) se hizo ver hasta horas de la noche declarando que “los miembros de las fuerzas armadas que se hicieron ver hoy en compañía de Guaidó fueron engañados y amenazados”. Un comentario que causó indignación y abrió las puertas a grandes conjeturas fue: Se me pidió que me dirigiera al pueblo.

Al final del día Venezuela sigue sumida en la estela de dolor con 67 heridos, 25 detenciones, un pueblo con hambre, sed, sin medicinas ni energía eléctrica pero con un sabor de victoria en sus bocas ya que según el Presidente interino Juan Guaidó, “Se están logrando cosas que nunca pensamos posibles y el dictador tiene que responder, tiene que ceder, tiene que cesar la usurpación”.

Entre el humo del gas lacrimógeno Un miembro de las FANB choca las manos con un ciudadano entre las protestas del 30 de abril en La Carlota.