Pekín le da el titulo 75 a Rafa Nadal

El espa√Īol Rafael Nadal, n√ļmero uno mundial, gan√≥ este domingo en Pek√≠n el 75 torneo de su carrera, aplastando al australiano Nick Kyrgios, 19¬ļ mundial, por 6-2, 6-1, en poco m√°s de una hora y media.

Tras ganar el US Open en septiembre, despu√©s de haberse impuesto en Roland Garros en junio, el mallorqu√≠n logr√≥ su sexto t√≠tulo del a√Īo y ampl√≠a su ventaja al frente de la clasificaci√≥n ATP, tom√°ndose al mismo tiempo la revancha contra Kyrgios, de 22 a√Īos, √ļltimo jugador en haberle batido en el circuito, en cuartos de final del Masters 1.000 de Cincinnati, en agosto.

  • ¬ŅQui√©n contra Nadal y Federer?

Muy motivado desde los primeros puntos, Nadal se paseó, ganando el título en una ciudad en la que ya había ganado en 2005, además del oro olímpico en 2008.

¬ęEn 2005, no pensaba que volver√≠a a jugar en 2017, y ganar el torneo doce a√Īos despu√©s todav√≠a menos. Estoy muy feliz con este t√≠tulo¬Ľ, se√Īal√≥ el espa√Īol.

 

El n√ļmero uno mundial tendr√° el lunes m√°s de 2.300 puntos de ventaja sobre el segundo en la clasificaci√≥n ATP, el suizo Roger Federer.

  • Nadal: Lo he intentado, he dado todo lo que ten√≠a

El espa√Īol es el inmenso favorito del Masters 1.000 de Shanghai, que comenz√≥ este domingo e incluso el Masters de Londres (12-19 de noviembre), que nunca ha ganado, debido a su dominio en la segunda parte de la temporada.

Nadal fue superior al australiano, tanto en el servicio (casi el 70% de las primeras bolas, y ning√ļn break concedido) como en el resto (12 bolas de break procuradas).

 

Apretado durante veinte minutos, el partido se convirtió rápidamente en un paseo cuando Kyrgios, enfadado por un error de arbitraje en el 2-2, perdió la concentración y se salió del partido.

El australiano cometi√≥ 35 errores no forzados, haciendo volar su raqueta en varias ocasiones, sacudiendo la cabeza en ocasiones pese a algunos golpeos fant√°sticos, ofreciendo incluso el primer set al espa√Īol en dos dobles faltas consecutivas.

En el segundo set, Kyrgios parecía volver a concentrarse, pero Nadal estaba intratable y ganó con facilidad esa manga final.