Los cuscatlecos se quedaron cortos, pese a que vencieron 1-0 al Saprissa en el Cuscatlán por Liga CONCACAF. 

Los migueleños llegaban con la obligación de al menos anotar dos tantos tras la caída en San José por 2-0 la semana pasada, pero aunque hoy vencieron por la mínima a los morados, el global finalizó 1-2 para los de Tibás y así el campeón nacional se despidió, pese al gol de Fernando Castillo.

De esta manera, dos de los tres clubes nacionales en la competencia ya se despidieron, tras la eliminación del Santa Tecla frente al San Carlos tico en penaltis, el martes, mientras que el Alianza juega este jueves ante el Tauro de Panamá.

ASÍ LO VIVIMOS: ÁGUILA 1-0 SAPRISSA (global 1-2)
El Águila presentó varias modificaciones para este encuentro, iniciando por el volante derecho Santos Ortiz, lesionado tras sufrir un esguince en San José, y cuyo puesto lo heredó Misael Contreras, mientras que Santos Guzmán fungió como segundo delantero, acompañando al paraguayo Javier Lezcano.

Por su lado, la media cancha inició con el doble pivote de Walter Chigüila y Wilson Rugama, ambos suplentes en la ida, pero habituales en el torneo nacional. En la zaga, Fredy Espinoza, que jugó la primera manga, esta vez se quedó sentado y Carlos Romero mandó a Edwin Lazo, Ronald Rodríguez, Andrés Quejada y Marlon Trejo como vigilantes de zona baja.

Por otro lado, Joaquín Vergés fue enviado al banquillo, por lo que la labor creativa recayó en el nacional Diego Coca, aunque tirado a la banda.

Iniciaron las acciones en el Cuscatlán con faltas en ambos bandos con las que frenaron contragolpes rivales. Guzmán y Lezcano mostraron movilidad en la zona ofensiva, pero no bastaba. Cedió el balón el Saprissa, contrario a la ida, y esperando generar fútbol cuando los migueleños adelantaran demasiado sus líneas.

A los 11 minutos tuvo el 1-0 el Águila en pies de Santos Guzmán, luego de que este recibiera un pase fuera del área, controlara de pecho y entrara a la zona de tiro, pero su disparo se marchó apenas desviado del poste izquierdo.

Pero cinco minutos después pudo dar el susto Manfred Ugalde, el joven ariete elegido por Paté Centeno, cuando recibió un balón largo al que tuvo que salir a cortar Benji Villalobos, no sin antes llevarse un golpe con un zaguero suyo. Volvió a intervenir Benji en otro buen pase filtrado del Monstruo Morado, a los 19.

Lezcano también tuvo una doble opción, a los 25, para romper el cero a cero, pero en la primera abanicó de zurda y cuando le quedó para la derecha, no supo puntear y dejó la pelota en brazos de Briceño. Continuó la presión con dos tiros de esquina consecutivos, uno generado gracias a un cañonazo de Coca, pero no hubo chance para que Quejada consiguiera ganar con la testa en los córners.

Sobre 34 minutos, volvió a asustar el equipo de Tibás, con un balón desde la izquierda que no pudo puntear el atacante saprisista y que, en una segunda instancia, estrelló contra la humanidad de un Benji que se lanzó de frente en el área chica y atajó con el rostro. En la misma acción Diego Coca abandonó en camilla por un balonazo que recibió en el rostro.

En la siguiente acción, el cuadro tico no pudo cerrar la pinza en otro centro largo al área emplumada. Ya no llegaba el Águila y el Saprissa ganaba confianza, aunque sin meter pie en el acelerador.

Le costaba en los minutos finales al Emplumado salir de forma limpia o con el balón controlado, lo que solucionaban con pelotazos y que era aprovechado por los de San José. Así, la visita se hizo de la pelota y a los 43 pudo matar la serie pero la zaga tapó in extremis los intentos de tiro en la zona de quemarropa.

COMPLEMENTO
Los migueleños comenzaron la segunda etapa con otra chance para Guzmán, que recibió incómodo en el área y no pudo definirle al meta Briceño. Después de eso, el reloj siguió corriendo y al Águila lo traicionaron los pases y hubo mucha imprecisión en jugadas clave.

A los 59, Romero decidió incluir a un revulsivo y Fernando Castillo salió desde el banquillo. Abandonó Santos Guzmán. Luego llegó un disparo de larga distancia que no sorprendió al guardameta de los costarricenses.

Santos Guzmán fue el primero en abandonar el terreno de juego. /FOTO: EL GRÁFICO, ERNESTO MARTÍNEZ

El Águila, pese al ingreso de Castillo, no ganó profundidad y el Saprissa se vio más cómodo y con mayor posesión de balón. A los 70 la mejor ocasión llegó pero para el bando saprisista, con un centro de izquierda a derecha que fue cortado por la zaga migueleña. Y en el córner siguiente, los ticos pidieron mano y penalti.

Llegaron los cambios: Esteban Rodríguez llegó a refrescar la zona media y Gonzalo da Luz sustituyó a un apagado Lezcano.

Pero el autor del gol, a los 77, fue el también ingresado de cambio, Fernando Castillo, que sacó un tiro raso en el que el portero Briceño se quedó corto con la atajada, a lo que se sumó la colocación en el remate del «7» aguilucho. Después Benji tuvo que emplearse a fondo para salvar un testarazo en la acción siguiente.

Entró finalmente Joaquín Vergés por el defensa Ronald Rodríguez y los emplumados pusieron intensidad en los instantes finales. La afición en el sector general también aportó su granito, apoyando desde las gradas. Pero fue insuficiente y los costarricenses son los que se meten a cuartos de final y se acercan a la Liga de Campeones.

ALINEACIONES:

ÁGUILA
SAPRISSA