El español Rafael Nadal, vigente campeón del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, el belga David Goffin, quinto favorito, y el número uno del mundo, el escocés Andy Murry, que no necesitó jugar, se han clasificado para los octavos de final del torneo.
Nadal debutó con un cómodo triunfo ante el brasileño Rogerio Dutra Silva, al que derrotó (6-1 y 6-2) en una hora y quince minutos de partido, en la pista central, rebautizada con su nombre para esta edición.

El quinto jugador del ranking mundial, que esta semana persigue en la capital catalana su décimo título del Godó, salió con determinación y solventó el primer set en un suspiro.
Dutra Silva, que a sus 33 años ocupa el puesto 69 del ranking mundial, empezó mejor el segundo. Ganó su servicio con solvencia y rompió el saque de Nadal en el siguiente, pero entonces el español sacó a relucir su tenis más agresivo para encadenar seis juegos seguidos y llevarse el partido.
Rafa Nadal se medirá hoy en octavos de final al sudafricano Kevin Anderson, número 66 del ranking mundial, verdugo ayer del español David Ferrer y que ha perdido los tres partidos que lleva disputados contra el exnúmero uno del mundo, aunque todos ellos en pista dura.
También selló su pase a octavos Murray, pero el británico no necesitó salir a la pista central, pues su primer rival en este Godó, el austriaco Bernard Tomic, no pudo jugar por una lesión en la espalda.
Murray se estrenará, por tanto, hoy, en los octavos de final, ante el español Feliciano López, que ayer celebró su récord de participaciones en Barcelona —17, nadie ha jugado el torneo más veces que él— venciendo con facilidad a su compatriota Albert Montañés (6-2 y 6-2).
Con este partido, Montañés puso fin a dieciséis participaciones en el Godó y también a su carrera, pues a partir de hoy se retira del circuito profesional.