El técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, aseguró después de la derrota contra el Real Madrid en la ida de la Supercopa de España (1-3), que el equipo está «tocado».

«Es lógico, pero es cuestión de tiempo», dijo Valverde, e insistió en que, en líneas generales, «Fue un partido disputado».

El preparador azulgrana evitó dramatizar por el resultado: «No nos gusta perder, mucho menos contra el Real Madrid y mucho menos cuando te juegas un título. Pero dentro de esto, hay cosas en el juego que podemos rescatar».