Recomendaciones de los expertos ante Plan Fiscal

Evitar préstamos, vigilar el uso de tarjetas de crédito e incrementar el ahorro

Limitarse es la clave al acercarse una reforma fiscal que promete cambios en los impuestos de bienes y servicios como ruta para sanar una economía en estado crítico, luego de años de endeudamiento para cubrir los gastos básicos.

Esa reforma fiscal persigue generar más ingresos para cubrir, entre otras cosas, los préstamos del Estado y urge mucho: el Banco Central (BCCR) confirmó que las proyecciones de crecimiento de Costa Rica este año reflejan un agravamiento del deterioro económico del país por ese persistente y creciente déficit fiscal (más gastos que ingresos).

La tendencia, advirtió el Banco, golpeará el ingreso de las personas y familias porque crecerá menos la producción y el empleo. Por lo tanto, los hogares dispondrán de menos dinero para ahorro o gasto.

¿Qué hacer? Lo obvio pero difícil para algunas personas es ordenar las finanzas; tomar el ingreso y equilibrarlo con el gasto, explica Erick Jara Tenorio, director de investigaciones económicas y mercados del Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC).

Un truco ante gastos fuertes (vivienda, carro, etc.) es llevarle el pulso a variables macroeconómicas clave para las finanzas personales como la tasa de interés pasiva, explicó Jara.

Ese indicador fija el monto de intereses que cobran los bancos por dar préstamos. Cuanto más alta esa tasa, más intereses. “Hay que estar encima de esa tasa básica pasiva. A julio, estaba en 6% y se luce estable pero la situación fiscal podría impactar las tasas bancarias y ello se reflejará en el indicador”, indicó.

¿Conviene comprar un carro con la tasa básica pasiva estable? No necesariamente, advirtió el experto del MEIC. Eso depende de variables como si el ingreso de quien paga es fijo o variable, cuál es la tasa de interés del préstamo, cuánto dinero ahorrado hay para esa compra y qué otros gastos en el hogar reclaman dinero.

Si el gasto es un carro, y no es indispensable, quizás sea aconsejable esperar señaló Jara. Su advertencia apunta al alza de la morosidad, ligada a tarjetas de crédito a tres meses. Recordó que al pagar la tarjeta de crédito, los emisores suelen sugerir el pago mínimo en vez del pago completo. No obstante, explicó, el pago mínimo sólo evita que el usuario aparezca moroso pero no impide el cobro de interés.

¿Qué más hago? Una persona o familia siempre debería tener un presupuesto definido donde sea posible identificar gastos esenciales y aquellos que no lo son y apuntarlos en una lista, recomienda Pedro Aguilar, economista y gerente de consultoría en riesgos en la empresa consultora Deloitte.

Fuente: Periódico La Nación.