¿Sabes cuál es el origen de la expresión “OK”?

¿Sabes cuál es el origen de la expresión “OK”?

mayo 21, 2020 Desactivado Por Antena Seis

Hace mucho tiempo ya que el lenguaje coloquial español —al igual que muchos otros— ha incorporado la expresión estadounidense O.K. como sinónimo de «está bien», «vale», «de acuerdo», «visto bueno» y similares. Pero su origen es incierto.

Aunque, en 1963, el lexicógrafo y etimólogo estadounidense Alan Walker Read afirmó que el primer ejemplo manuscrito del uso «moderno» del término databa de 1815 (aparecía registrado en el diario de un tal William Richardson, que viajaba de Boston a Nueva Orleáns un mes después de la batalla de Nueva Orleáns), su conclusión resulta bastante tirada de los pelos. El manuscrito dice: «Arrived at Princeton, a handsome little village, 15 miles from N Brunswick, ok & at Trenton, where we dined at 1 P.M.». Aunque tales letras en efecto parecen ser «ok», aparecen en un entorno muy desprolijo, entre palabras tachadas y correcciones, viéndose más o menos así:

No hay razón plausible para que Richardson escribiera una expresión dando a entender que estaba «todo bien» en ese punto del documento. Lo más probable es que esas letras sean simplemente un fragmento de una frase incompleta. Todo apunta a que se trata de una engañosa apariencia de las dos letras en cuestión y no de la primera aparición de la palabra que conocemos como «OK».

El 23 de marzo de 1839, apareció en el Boston Morning Post, un artículo en tono jocoso, donde podía leerse:

O. k. son las iniciales de oll korrekt, una deliberada corrupción humorística de all correct («todo correcto»). El hecho de que el autor lo aclarara entre guiones largos da a entender que su uso no era común en aquel entonces. Y, por ende, lo habría sido mucho menos veinticuatro años antes, cuando Richardson escribió su diario de viajes.

Este documento, donde por primera vez aparece la expresión impresa, basta para desechar la hipótesis de que esta se originó durante la Guerra de Secesión, con el significado inicial de 0 Killed (cero muertos) al final de una batalla, ya que dicho conflicto no se disparó sino hasta 1861, 22 años después de esta publicación.

Fuente: Wilson, David — Word Myths: Debunking Linguistic Urban Legends (2004).