¿Tienes un móvil que no carga la batería cuando lo conectas a la corriente, o lo hace de forma muy irregular? Te mostramos las soluciones a este problema.

Nuestro móvil es un dispositivo con un gran número de componentes y accesorios, y todos deben de funcionar a la perfección para que la experiencia sea óptima. Uno de los problemas más comunes es cuando el móvil no carga la batería, algo que por desgracia sucede de forma más frecuente de lo que parece. A pesar de que pueda parecer un problema sencillo -lo es en su justa medida-, la realidad es que pueden ser varias las causas de un problema a la hora de cargar el teléfono.

Si tu móvil no consigue cargar la batería tal y como debería (tarda mucho en llegar al cien por cien (o, directamente, no carga del todo), se calienta mucho durante la carga, no reconoce el cable a la primera…), has de saber que existen varias causas posibles, y del mismo modo, una solución para cada una de ellas. ¿Estás listo para conocer todas las causas posibles y sus soluciones? Os las mostramos a continuación, con un gráfico que os guiará hasta la solución más probable a vuestro problema de carga.

¿Está el cable en buen estado?

El primer componente que tenemos que comprobar es el cable USB desde el cual conectamos nuestro smartphone a la corriente. La principal razón para comprobar este componente el primero es que es el que se puede deteriorar con mayor facilidad, y además es el componente más barato de reemplazar.

Para comprobar si el cable funciona correctamente, tendremos que conectar el cable a otra fuente de alimentación. Por ejemplo, si normalmente lo conectamos al cargador del móvil, podemos probar a conectarlo al ordenador. En caso de que conecte perfectamente, ya sabremos que el problema no es el cable, mientras que si no conecta, es posible que sea culpa sea del cable, por lo que la solución sería cambiarlo por uno nuevo.

Si hemos comprobado que el cable funciona correctamente y nuestro teléfono sigue sin cargar, es posible que la culpa sea del cargador, otro elemento que también suele ser propenso a fallar con el paso del tiempo. Generalmente los cargadores suelen fallar por alguna subida de tensión o por problemas de sobrecalentamiento, por lo que -de cara al futuro, para cuando nos hagamos con un cargador nuevo- es recomendable que estén conectados a regletas con protección a sobretensión. Además, es recomendable no se encuentren cubiertos durante la carga (es decir, que no haya ningún objeto encima, para evitar que se sobrecaliente el cargador).

Para comprobar si el cargador funciona correctamente, es conveniente probar en un enchufe distinto, para asegurarnos que el problema no reside en el propio enchufe de corriente. Una vez conectado, nos aseguraremos que funcione conectado varios dispositivos distintos. Si en otro dispositivo funciona y en nuestro teléfono no, quizás el problema sea del propio teléfono, mientras que si no funciona bajo ninguna circunstancia, la solución será adquirir un nuevo cargador.

 

 

Por antenaseis

Programa radiofónico sobre política, cultura, sociedad, economía, juventud, deporte lunes a viernes 7am en 530am Libertad y sábados a las 9am en 107.9 fm