El Barcelona se dio un festín en el partido 768 de Messi, que se convirtió en el jugador con más encuentros en la historia del Barcelona.

El Barcelona sigue exhibiendo fortaleza y este domingo goleó 1-6 a una Real Sociedad que no formuló la oposición que se esperaba del quinto clasificado y que sucumbió ante el fútbol y efectividad de los azulgranas, con Sergiño Dest y Leo Messi como los más destacados.

La primera mitad ya fue fructífera para los azulgranas, que se marchaban al descanso con una clara ventaja de 0-2 otorgada por los goles de Antoine Griezmann y Dest.

El Barça fue un vendaval ante una Real timorata en el segundo tiempo, en el que sufrió de lo lindo tras encajar otro gol del norteamericano Dest, dos de Messi, el primero con un asistencia de antología de Sergio Busquet, y uno más de Dembelé.

Y es que el Barcelona está en órbita. Con números en sus últimos partidos similares a los del conjunto rojiblanco en la primera vuelta. El cuadro de Ronald Koeman suma quince victorias y tres empates en sus últimos dieciocho encuentros ligueros.

Se dio un festín en el partido 768 de Messi, que se convirtió en el jugador con más encuentros en la historia del Barcelona. Lo celebró con un doblete en la exhibición azulgrana en Anoeta, donde dejó en evidencia a la Real Sociedad.

Después de que Marc Andre Ter Stegen salvara a su equipo al inicio, el conjunto de Koeman fue arrollador. Antoine Griezmann y Serginho Dest sentenciaron ya antes del descanso. El lateral estadounidense, un doblete de Messi y Dembele adornaron la goleada que atemoriza al líder (1-6). No flaquea el Barcelona, pendiente de un mínimo fallo del Atlético para asaltar la cima.

Para la Real fue un paso atrás y un duro castigo. Dos derrotas seguidas que complican su estancia europea a la que aspira el Villarreal, que reafirmó la escalada a la zona alta después de sumar ante el Cádiz (2-1) su segunda victoria consecutiva de la mano de Gerard Moreno.