Conoce la historia del joven con el nombre mas corto de Colombia

Conoce la historia del joven con el nombre mas corto de Colombia

Sus amigos y vecinos lo llaman 3×2 o media docena y él responde con una sonrisa porque no le afecta.

6 Martínez Medina no solo se convirtió en uno de los primeros del país en llevar el apellido materno de primero desde hace 20 años, sino que cuando nació fue registrado con el nombre más corto y único en el mundo que no lleva ni una sola palabra.

Su padre Rafael Medina, quien es poeta y periodista en el municipio de Santa Ana, al sur del departamento de Magdalena, fue quien decidió llamarlo así para hacer referencia a que se trataba de su sexto hijo.

Amigos, vecinos y hasta el propio registrador quisieron persuadirlo para que cambiara de opinión, porque era un castigo para el niño, pero una vez Rafa tomó la decisión; no hubo marcha atrás.

6 y Meridiana prometen que el orden de los apellidos los mantendrán hasta con sus futuros hijos.

«Así quería llamarle, ya si después él cuando fuera adulto quería cambiárselo; no tenía problema con eso», expresaba el papá.

Su esposa Emilse Martínez estuvo de acuerdo tanto con el nombre de 6 como que llevara su apellido primero.

De hecho, el padre antes de pensar en 6 como el nombre de su recién nacido, estuvo tentado en ponerle Osama, como Osama Bin Laden, el terrorista de Al Qaeda que en septiembre del 2001 -cuando 6 tenía pocos meses de nacido- derribó las Torres Gemelas en los Estados Unidos.

Pero en esa propuesta sí no contó con la aprobación de la madre, con quien finalmente acordó llamarlo 6 sin segundo nombre para evitar una confusión.

«Si le poníamos otro número, por ejemplo tres, no lo llamarían seis, sino sesenta y tres y se perdería la razón de ser», cuenta Rafa Medina.

Una estrella en su pueblo

6 dice que aunque su nombre se ha prestado para la mamadera de gallo y algunas burlas de compañeros de colegio y vecinos, está feliz porque no tiene tocayo y llamarse así ha hecho que todos en el pueblo lo reconozcan.

En el pueblo lo llaman 3×2 o media docena y él responde siempre con una sonrisa porque no es algo que le afecte.

En ningún momento ha pensado en cambiarse el nombre, a pesar de que tiene claro que a su hijo no lo registraría con un nombre si quiera parecido.

«Me gusta mi nombre, porque es único y es el más corto del mundo», dice 6, quien cree que si se llamara diferente no tendría tanta fama en el Sur de Magdalena.

Al joven de 19 años le gusta mucho la tecnología y el diseño gráfico, pero como no ha tenido la oportunidad de comenzar sus estudios universitarios, por ahora se dedica a ayudar y manejar los controles de la emisora Meridiana Stéreo, propiedad de su padre.

Virales