El descubrimiento en la Gran Muralla China: granadas explosivas de piedra

La Gran Muralla China es uno de los trabajos arquitectónicos más grandiosos jamás realizados. Reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta enorme red de estructuras defensivas cubrió alguna vez una vasta área que hoy se encuentra en el sur de Mongolia y el norte de China.

Est√° formada por miles de muros, muchos de los cuales discurren paralelos entre s√≠. Fue construida durante¬†dos milenios¬†para defenderse de varios grupos n√≥madas.¬†Las primeras partes se construyeron en el siglo VII a.C. A√ļn as√≠, no fue hasta el siglo III a.C. que Qin Shi Huang, el primer emperador de una China unida, uni√≥ los muros existentes en una sola estructura para protegerse de las incursiones del norte.

Algunos textos antiguos indican que se libraron varias feroces batallas alrededor de la muralla y no escaseaban los enemigos que la intentaron asediar. Las autoridades chinas¬†llevan d√©cadas estudiando¬†y preservando la Gran Muralla, lo que ha culminado con varios descubrimientos a lo largo de los a√Īos. Ahora, los arque√≥logos chinos¬†se han topado con algo inusual: un antiguo¬†alijo de armas¬†que se estima que tiene m√°s de 500 a√Īos.

Pero lo más curioso es que se trata de decenas de granadas de piedra. Fueron encontradas en un almacén junto a la Gran Muralla de Badaling, una sección de la muralla construida por la dinastía Ming a unos 80 kilómetros al noroeste de Pekín. Un hallazgo que da pistas de las tácticas militares utilizadas en la época y de que tanto los defensores como los atacantes tuvieron acceso a armas explosivas durante la dinastía Ming, que gobernó China desde 1368 hasta 1644.

¬ęEstas piedras aparentemente anodinas tienen un agujero redondo en el centro para rellenos de p√≥lvora. Despu√©s de llenarse, se pueden sellar y tirar, lo que no s√≥lo puede golpear al enemigo sino tambi√©n provocar una¬†explosi√≥n¬†para derrotarlo¬Ľ, explicaba Ma L√ľwei, arque√≥logo especializado en la antigua historia militar china, en¬†este art√≠culo del medio chino Global Times. Esas armas eran f√°ciles de fabricar y tambi√©n eran muy √ļtiles para que los soldados las arrojaran a los invasores. No s√≥lo ten√≠an un poder√≠o explosivo, sino que eran incendiarias.

Artefactos devastadores en el campo de batalla

Tal y como comenta el historiador Tonio Andrade en¬†su libro¬†La era de la p√≥lvora: China, la innovaci√≥n militar y el ascenso de Occidente en la historia mundial, muchas investigaciones indican que¬†el origen de la p√≥lvora se sit√ļa en China en el siglo IX. Aunque cuando comenz√≥ la dinast√≠a Ming, ya se utilizaban muchos tipos de armas de p√≥lvora en el este de Asia, incluidos artefactos explosivos con estramb√≥ticos nombres como ¬ęratas voladoras¬Ľ, ¬ęladrillos refractarios¬Ľ o ¬ębolas de fuego de abrojo¬Ľ.

Seg√ļn el experto, las bombas eran devastadoras en el campo de batalla cuando eran lanzadas por catapultas. En textos antiguos,¬†un comandante llamado Zhao Yurong describi√≥ el da√Īo de la siguiente manera: ¬ęEl enemigo b√°rbaro atac√≥ la Torre Noroeste con un flujo incesante de proyectiles desde trece catapultas. Cada disparo fue seguido por una¬†bomba incendiaria¬†de hierro, cuyo sonido era como un trueno. Ese d√≠a, los soldados de la ciudad que se enfrentaron a los disparos de las catapultas mostraron gran coraje mientras maniobraban nuestras propias catapultas, obstaculizados por las heridas de las bombas incendiarias. Sus cabezas, sus ojos, sus mejillas explotaron en pedazos y s√≥lo qued√≥ la mitad de sus caras¬Ľ.

Adem√°s del dep√≥sito de armas, los arque√≥logos tambi√©n han descubierto en la zona un muro con forma de ¬ęcabeza de caballo¬Ľ utilizado para lanzar proyectiles y disparar flechas. Y tambi√©n se ha hallado restos de un fuerte de piedra cerca de la muralla, as√≠¬†como hogueras, estufas, palas y utensilios. Los guardias fronterizos y centinelas de la dinast√≠a Ming ten√≠an que realizar sus quehaceres diarios en lo alto de las torres defensivas de la muralla, siempre y cuando el fuego enemigo se lo permitiera.