Pensar en el Francia-B茅lgica, una de las semifinales de Rusia-2018, es sentarse a manteles para disfrutar de una exquisita cena. 驴El men煤? Mbapp茅 y su alucinante talento o la finura de Hazard. El Mundial vuelve a vestirse de frac camino a la final en Mosc煤.

La primera fase de la Copa del Mundo hab铆a reservado boletos para la 贸pera con Cristiano Ronaldo y su duelo personal con Espa帽a, que asomaba en cualquier charla como candidata al t铆tulo, y el partido super贸 todo tipo de pron贸sticos.

El cinco veces ganador del Bal贸n de Oro se mand贸 una fant谩stica tripleta ante la Roja en un choque cargado de adrenalina que finaliz贸 en un 3-3 s煤per aplaudido, dejando un gusto en el aficionado de buen sabor, complacido con aquel recital.

La llamada 鈥榞eneraci贸n de oro鈥 de B茅lgica igualaba lo hecho por aquel equipo de ensue帽o de Scifo, Ceulemans y Pfaff en M茅xico-1986 AFP\END– La llamada 鈥榞eneraci贸n de oro鈥 de B茅lgica igualaba lo hecho por aquel equipo de ensue帽o de Scifo, Ceulemans y Pfaff en M茅xico-1986 AFP\A6 –

Argentina-Croacia, por Messi y Luka Modric, despertaba un inter茅s particular. La Albiceleste siempre es un polo que genera toda tipo de sentimientos y los balc谩nicos se presentaban en Rusia con un equipo poderoso, rigurosamente ordenado. 驴El resultado? El astro argentino lo hab铆a anticipado cuando se entonaban los himnos frot谩ndose la barba y masticando bronca cabizbajo por lo que ve铆a en su mente. Un 3-0 memorable que agigant贸 la figura de Modric y sus valientes corsarios.

Tiempo de show

La primera fase tambi茅n tuvo otros partidos disfrutables, como un buen vino, como la victoria azteca 1-0 que origin贸 la cat谩strofe alemana, o el 3-0 de Colombia a Polonia con un gol de Falcao que la FIFA celebr贸 en su p谩gina web por lo sucedido hace 4 a帽os atr谩s con el 鈥淭igre鈥, que se perdi贸 Brasil-2014 por una lesi贸n.

Llegaron los octavos de final y con ellos La Marsellesa. 聽Francia sepult贸 el sue帽o de Messi de convertirse en campe贸n del mundo con un Mbapp茅 demoledor. Era inevitable comparar al prodigio 鈥淏leu鈥 de 19 a帽os con aquel Pel茅 de inocentes 17 que maravill贸 al mundo en Suecia-1958.

Los Diablos Rojos belgas fueron la noticia en los cuartos de final. Amenazantes desde que llegaron a Rusia, sometieron al divo Neymar y a un p谩lido Brasil. Palmada en el hombro al astro del Par铆s Saint-Germain y deseo de buen regreso a casa.

La llamada 鈥榞eneraci贸n de oro鈥 de B茅lgica igualaba lo hecho por aquel equipo de ensue帽o de Scifo, Ceulemans y Pfaff en M茅xico-1986, cuando lleg贸 a las semifinales, pero cay贸 rendido ante Diego Maradona. Hazard, Lukaku, De Bruyne, Fellaini, Kompany, Courtois… y detr谩s de ellos un m铆ster inteligente, met贸dico y silencioso como el espa帽ol Roberto Mart铆nez.

El duelo

La que podr铆a haber sido una final de etiqueta el pr贸ximo domingo, en el fastuoso Luzhniki en Mosc煤, es ahora una de las mejores semifinales que pudo haberse imaginado el Mundial de Rusia.

La joven Francia de Didier Deschamps y los diablos belgas de Mart铆nez hacen homenaje al 鈥渇煤tbol champ谩n鈥, porque les sobran artistas para interpretarlo y se acogen al concepto del juego de conjunto, el que gana partidos por encima de la individualidad.

 

Los 鈥淏leus鈥 encontraron poca resistencia en Uruguay para llegar a las semifinales, pero les bast贸 la inteligencia de Griezmann, la picard铆a de Mbapp茅 y la solidez defensiva con un Kant茅 multipulm贸n para asegurar el pase.

B茅lgica fue la del 鈥榡ug贸 bonito鈥. La 煤nica selecci贸n en Rusia que ha ganado los cinco partidos que ha disputado. Compacta, experimentada, furiosa en el contragolpe y con un golero que perpet煤a temporada tras temporada su alt铆simo rendimiento. San Petersburgo ser谩 el escenario este martes para que el Mundial vuelve a vestirse de frac.