Posición de UNAFUT ante los incidentes de ayer en Cartago

UNAFUT repudia y rechaza los actos de violencia que tuvieron lugar ayer a las afueras del Estadio Jos√© Rafael ‚ÄúFello‚ÄĚ Meza por parte de personas violentas, que utilizan los espacios de recreaci√≥n y deporte para mostrar su ira y enojo, realizando actos de vandalismo, que nada tienen que ver con el esp√≠ritu del futbol.

Respecto de lo sucedido ayer, UNAFUT manifiesta lo siguiente:

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† De conformidad con lo establecido el art√≠culo 72 de la Ley 7800 (Ley que crea el Instituto del Deporte y la Recreaci√≥n) es responsabilidad del Estado velar por la salud y la seguridad de todos los deportistas y p√ļblico que asiste a los eventos deportivos o recreativos, lo que implica garantizar la seguridad adecuada dentro y fuera de los recintos deportivos o recreativos.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† No obstante, estamos conscientes de la corresponsabilidad que deben tener los clubes organizadores en cuanto a la seguridad de los aficionados, jugadores y dem√°s actores dentro de las instalaciones del estadio, y por eso, hemos obligado a nuestros clubes a contratar empresas de seguridad privada para que coadyuven en esa labor.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Para tal efecto, estamos aplicando el protocolo que recomienda la FIFA, que establece la norma t√©cnica de 1 oficial de seguridad privada por cada 100 aficionados. En el caso del Estadio Fello Meza, su capacidad m√°xima admitida, ronda los 8 mil aficionados, por lo que el Club est√° obligado a tener 80 agentes de seguridad para ese tipo de partidos.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En el congresillo llevado a cabo el viernes 18 de agosto, el Club Sport Cartagin√©s present√≥ su plan de seguridad garantizando la presencia de 85 agentes de seguridad privado, pero un represente del ministerio de seguridad p√ļblica, dijo que deb√≠an ser 130 agentes y que si no se garantiza ese n√ļmero de agentes, no aprobaba¬†el plan.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El Club Sport Cartagin√©s hizo negociaciones inmediatas y ofreci√≥ 100 agentes de seguridad privada, pero el representante del Ministerio de Seguridad P√ļblica insisti√≥ en que deb√≠an de ser 130 oficiales los suministrados por Cartagin√©s, sin ning√ļn respaldo t√©cnico que justificara dicha cantidad solicitada, lo cual excede las normas internacionales para partidos de este tipo de juegos y no accedi√≥ a enviar efectivos pese a que se contaban con m√°s de 100 oficiales en el estadio.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Resulta de trascendental importancia que existe una comisi√≥n creada para reglamentar el protocolo de agentes de seguridad privada, pero pese a los esfuerzos que hemos hecho, esto no ha sido posible. En su oportunidad manifestamos a las altas autoridades del Ministerio de Seguridad que mientras esto no se diera, seguir√≠amos aplicando protocolo FIFA, tal como lo hemos venido haciendo.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Consideramos que uno de los posibles detonadores de los salvajes hechos, fue el imprudente anuncio de la no presencia de la fuerza p√ļblica en los alrededores y dentro del estadio, obviando el deber de proteger la integridad de la ciudadan√≠a.¬† Este acto no solo fue imprudente, sino que se trata de un acto que desconoce los acuerdos a que se hab√≠a llegado preliminarmente respecto a que, mientras no se cuente con un protocolo reglamentado, UNAFUT¬†seguir√≠a aplicando el protocolo de FIFA.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En todo caso, si los hechos lamentables se dieron fuera del estadio es claro que la competencia y responsabilidad es exclusiva de la fuerza p√ļblica.¬† El Club Sport Cartagin√©s ofreci√≥ las medidas de seguridad al alcance de su organizaci√≥n y en definitiva, el anuncio de la no presencia de Fuerza P√ļblica no contribuy√≥ a un ambiente de tranquilidad y estimul√≥ a los grupos organizados hacerse presentes sin ning√ļn temor a ser detenidos por la autoridad.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† UNAFUT ha trabajado desde su organizaci√≥n y con los clubes afiliados, en la importancia de frenar y desestimular a las barras bravas y contribuir de manera proactiva a borrar la huella negativa de estos grupos, que solamente traen efectos nocivos al futbol.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Que en las pr√≥ximas horas se estar√° convocando a reuni√≥n al Ministro y Viceministra de Seguridad para tratar este tema y que de una vez por todas se finiquite y apruebe el protocolo de seguridad seg√ļn la categor√≠a de partidos propuesto por UNAFUT. Ya han transcurrido casi dos a√Īos y no ha sido posible contar con tan importante regulaci√≥n en acuerdo con las autoridades de seguridad y siguiendo los lineamientos internacionales.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Que adem√°s de tomar acciones, lamentamos de manera profunda lo sucedido ayer, porque la vida de un ser humano est√° en peligro y nunca, el futbol debe de llegar a estos l√≠mites. Existe de parte de todos nosotros un compromiso por evitar que estas situaciones se repitan y para ello, necesitamos el apoyo de las autoridades de seguridad.